Menu mobile

18 de enero de 2017

Aguas Antofagasta realiza importantes inversiones para enfrentar el invierno altiplánico


Aguas Antofagasta Grupo EPM mantiene un robusto plan de emergencia enfocado a mitigar los efectos del invierno altiplánico, en conjunto con la Seremi de Obras Públicas, Bomberos, la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) y todos los organismos que participan en el Comité Operacional de Emergencia regional (COE).

Las lluvias estivales que predominan en el altiplano de la Segunda Región son un fenómeno natural que puede generar complicaciones en la producción y continuidad de agua potable, sobre todo en ciudades como Calama o Tocopilla.

Anfogasta realizó una importante inversión de $38 mil millones durante 2016 para asegurar la calidad y continuidad del servicio, como también para reforzar las operaciones y la infraestructura de las captaciones y la planta de tratamiento en la Provincia de El Loa, con el fin de recibir el invierno altiplánico, de la mejor manera.

Un ejemplo concreto de lo anterior es la construcción del proyecto Ampliación de la Planta Desaladora Norte, la que provee de 200 litros por segundo más al sistema de agua potable de toda la región, permitiendo que Aguas Antofagasta sea la única sanitaria en Chile en tener dos fuentes de abastecimiento, lo que incrementa la seguridad en calidad y continuidad del servicio ante situaciones de emergencia.

Otro punto a destacar es que se construyó un estanque con capacidad de almacenamiento de 10 mil metros cúbicos en Calama para tener un mayor nivel de autonomía y abastecimiento en caso que las lluvias dificulten la continuidad de la producción.

Aguas Antofagasta opera en desafiantes condiciones geográficas y climáticas, y es una de los sistemas de distribución de agua potable más complejos de Chile, por las largas distancias que recorren las tuberías y las características naturales de la zona. La compañía trabaja para lograr llevar el vital elemento a todas las familias de la región.