Menu mobile

25 de agosto de 2014


Diseño del Parque de lo Deseos gana mención de honor en premio latinoamericano

Parque de los Deseos

El Parque de los Deseos, un espacio de la Fundación EPM, recibe otro premio gracias al reconocimiento que obtuvo recientemente Felipe Uribe de Bedout, el arquitecto colombiano, diseñador de este complejo urbano que es eje del desarrollo del norte de la ciudad y un referente de Medellín en el país y el exterior.

Se trata de la mención de honor en el Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona en Espacios Abiertos/Espacios Colectivos, que obtuvo dentro de 22 obras construidas por arquitectos latinoamericanos entre 2000 y 2008, en las regiones de México, Centroamérica y el Caribe, la Región Andina, Brasil y el Cono Sur.

Según el jurado de la Fundación Rogelio Salmona "el Conjunto Parque de los Deseos integra el edificio existente del Planetario a un nuevo espacio urbano que completa y cualifica con el nuevo edificio del Centro de la Música, amalgamando la arquitectura existente y el nuevo programa en un acontecimiento urbano. El acertado emplazamiento del nuevo edificio, el excelente diseño de las superficies de la plaza y las funciones interactivas propuesta propician de tal forma diversas actividades culturales, que conforman un lugar de intensa actividad ciudadana, que se integra favorablemente a los espacios públicos de la ciudad".

Para Felipe Uribe de Bedout, arquitecto diseñador del Parque “es fundamental e interesante que en este premio hayan juzgado un proyecto maduro, que superando la novedad que significó su creación hace casi 11 años, hoy sigue siendo un proyecto innovador y atemporal. Más allá del hecho plástico, la importancia de la estructura del Parque radica en que se ha convertido en un espacio incluyente y de convivencia para los habitantes de la ciudad”.

En 2003 el Parque de los Deseos fue certificado por Colciencias como Primer Parque Tecnológico en Colombia, y con esta mención suma ya su sexto reconocimiento. El primero, el Vll Premio Lápiz de Acero, la más alta distinción en diseño colombiano, en la categoría Espacio Público fue obtenido en 2004 y el segundo fue el Premio Lápiz Azul al diseño más importante del año, también en 2004.

Asimismo, obtuvo mención especial en la XIV Bienal Colombiana de Arquitectura; mención honorífica internacional en la XIV Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito y fue proyecto finalista en la IV Bienal Iberoamericana de Arquitectura e Ingeniería Civil.

Todo el equipo de trabajo de la Fundación EPM extiende un abrazo fraterno de felicitaciones al diseñador Felipe Uribe, por este reconocimiento tan importante para el desarrollo de la arquitectura y el urbanismo social, en la ciudad y el país.