Menu mobile

5 de diciembre 2014


EPM capitalizará a Aguas de Urabá hasta por 20.000 millones de pesos

La noticia fue confirmada el pasado viernes durante Asamblea Extraordinaria de Accionistas de Aguas de Urabá, realizada en el auditorio de la Sede Administrativa de la Empresa, en el municipio de Apartadó.

Los socios destacaron la importancia de que Aguas de Urabá reciba estos recursos para continuar mejorando la calidad de vida de más familias en la región. La propuesta de capitalizar la empresa por parte de su mayor accionista, EPM, venía siendo estudiada por los altos directivos de esta compañía, y finalmente fue presentada el viernes anterior a los socios de Aguas de Urabá: Municipios de Mutatá, Chigorodó, Carepa, Apartadó, Turbo, la Gobernación de Antioquia, EPM y EPM Inversiones.

La propuesta que fue aprobada de manera unánime por los socios, tiene un efecto refrescante, pues si bien ha habido avances positivos en la gestión de Aguas de Urabá, para mejorar los indicadores asociados al acueducto y el alcantarillado, las brechas existentes en materia de servicios públicos en los municipios donde opera dejan al descubierto necesidades por cuya solución deben intensificarse los trabajos.

“Consideramos que con estos 20 mil millones de pesos que es necesario inyectarle a la compañía se van a acelerar el cumplimiento de objetivos y metas que permitan cobertura total tanto en acueducto como en alcantarillado y continuidad de 24 horas en todos los sistemas de la región”, aseguró el doctor Víctor Manuel Herrera, Jefe de Gestión de Infraestructura Agua y Saneamiento de EPM, al presentar la propuesta durante la Asamblea.

Según lo expresado por el directivo, esos recursos se aplicarán básicamente para lograr cobertura total de acueducto en todos los municipios, donde hoy se tienen coberturas que están alrededor del 90% en lo que a redes se refiere. 

También se quiere lograr, luego de llevar al máximo la cobertura, tener en todos los sistemas el servicio con una continuidad de 24 horas y con una excelente calidad. Así mismo, está también garantizar una cobertura relevante en la recolección, transporte y disposición final de las aguas residuales.

El propósito: hacer de Urabá un territorio sostenible.