Menu mobile

Junio de 2017

EPM está en la ruta de la movilidad sostenible

Movilidad sostenible

El cuidado del medio ambiente y la innovación se encuentran en el ADN de EPM. Por ello, la empresa avanza en la ruta de la movilidad sostenible, con iniciativas que incluyen el gas natural vehicular, las Ecoestaciones y la carga pública de vehículos eléctricos, que traen importantes beneficios para la comunidad.

En su propósito de contribuir al desarrollo de los territorios en los que actúa y aportar a la calidad de vida de la comunidad, EPM avanza en la ruta de la movilidad sostenible, con iniciativas como el gas natural vehicular, las Ecoestaciones de carga rápida pública para vehículos eléctricos y la carga interna lenta, con la que habitantes de Medellín y el área metropolitana del Valle de Aburrá, en Antioquia, pueden solicitar la instalación de un cargador para sus vehículos eléctricos en el hogar o en su empresa.

El 26 de octubre de 2016, con la asistencia del Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, se firmó el Memorando de Entendimiento para promover el uso de esta tecnología en el área metropolitana entre EPM, productores, distribuidores, comercializadores e importadores de vehículos eléctricos de dos o más ruedas, y proveedores de equipos de carga, entidades financieras y aseguradoras.

EPM, como líder del ecosistema de la movilidad eléctrica, congrega la unión de voluntades de otros actores para promover el uso de esta tecnología. La movilidad sostenible ya no es un asunto del futuro, es un tema del presente.

En este sentido, la empresa, de la mano de otros actores del sector como autoridades, productores, distribuidores, comercializadores e importadores de vehículos eléctricos de dos o más ruedas, y proveedores de equipos de carga, entidades financieras y aseguradoras, trabaja para que en pocos años se logre una masificación, como ha ocurrido con otras tecnologías.

Innovar en el negocio de energía podría dividirse en dos grandes objetivos, que a nuestro juicio son:


  • La incorporación de nuevas fuentes limpias (solar, eólica y otras) para generar energía, buscando una mayor eficiencia energética.


  • Y/o creando nuevos usos de la energía.


  • Es allí donde la movilidad sostenible, con el proyecto de movilidad eléctrica, toma gran importancia, ya que genera una reducción de emisiones de CO2, proporciona por medio de los vehículos un uso más racional de la energía y le genera oportunidades al país al diversificar y optimizar su matriz energética limpia.


    Oportunidad estratégica


    Si se le da una mirada a la canasta energética del país, salta a la vista que el sector transporte consume el 37% y, de este porcentaje, el 54% es combustible diésel y solo el 6% del consumo de este porcentaje es gas natural vehicular (GNV).

    Esta realidad es la base de las condiciones de contaminación y calidad del aire que deben enfrentar muchas ciudades del país, que cuentan con un parque automotor -de más de 10 años en promedio- de buses, de camiones y de volquetas, que en su mayoría operan con diésel, generando la mayor parte del material particulado.

    Cortesía EPM | Una de las soluciones más innovadoras de las Ecoestaciones de EPM es que los clientes inscritos cargan con su tarjeta Somos y el valor es cargado en la cuenta mensual de los servicios públicos.

    En su ADN innovador, EPM siempre ha estado a la vanguardia de soluciones sostenibles y responsables en lo social y lo ambiental. La empresa comenzó a estudiar desde 2010 lo que estaba pasando en el mundo automotriz, con el crecimiento en las ventas de vehículos eléctricos y de otros de diferentes segmentos, como motos, carros y buses, de la mano de los permanentes desarrollos y mejoras que han venido publicando los principales fabricantes de baterías.

    La mayor capacidad de acumulación de energía de las baterías, y la reducción de costos en los últimos 10 años prometen un futuro muy optimista para las marcas, que ven con claridad que las exigencias ambientales y los compromisos internacionales alrededor del cambio climático son el escenario perfecto para que tomen su espacio los vehículos eléctricos.

    Como se ha dado en muchos países, las políticas ambientales y económicas han generado normativas exigentes para las problemáticas de calidad del aire y de movilidad en las ciudades, y Colombia ha dado pasos en el mejoramiento de la calidad de sus combustibles para poder exigir menores emisiones de CO, de NOx, de SOx, y de material PM10 Y PM 2.5, que son responsables de un gran porcentaje de las enfermedades respiratorias.

    Es importante asumir el reto y tomar decisiones de largo plazo para apostar por unas ciudades con mejor calidad del aire, con menos ruido y con una movilidad más saludable y eficiente.


    Bienestar para la comunidad

    Bienestar para la comunidad
    EPM inició en 2002 el programa de gas natural vehicular y, desde ese momento, aunamos esfuerzos con actores privados y con el gobierno nacional y local para ofrecer los beneficios ambientales y económicos de este combustible, para sustituir una porción de los combustibles tradicionales.

    En 2012 comenzamos un piloto de vehículos eléctricos para validar la eficiencia, la potencia, la autonomía y su confiabilidad en nuestra operación diaria, y aprender todo lo relacionado con la infraestructura de carga (lenta y rápida).

    En 2015 inauguramos las dos primeras Ecoestaciones de servicio público, y para este año esperamos instalar 30 puntos de carga pública lenta en diferentes zonas del Valle de Aburrá, como hospitales, universidades y centros comerciales, para que la gente mientras hace sus compras, va a un restaurante o toma una clase, deje su vehículo cargando. También en 2017 vamos a inaugurar tres nuevas Ecoestaciones de carga rápida en lugares estratégicos, que garanticen el fácil acceso para la comunidad.

    Nuestra apuesta es estar preparados para que los vehículos eléctricos vayan bajando de precios y entren paulatinamente al mercado para multiplicar esas cifras de energía que trae consigo cada segmento.

    La prioridad se encuentra en el servicio público, ya que estamos convencidos que es donde todos ganamos más, desde el operador de los taxis y los buses, los usuarios, y la comunidad en general.

    En esta ruta, estamos comprometidos en desarrollar con el Municipio de Medellín, con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, el Metro de Medellín y Metroplús un piloto con dos buses eléctricos y, de manera paralela, un piloto de taxis (50 o más), como una apuesta por el cuidado del medio ambiente y un aire más sano para la ciudadanía. EPM, como grupo empresarial, también está multiplicando su conocimiento y su experiencia local con sus filiales nacionales e internacionales, porque esta oportunidad no tiene límites fronterizos, y las futuras generaciones serán las beneficiarias de los proyectos innovadores que emprendamos hoy.

    Sabemos que no estamos solos en esta tarea, que otras organizaciones están haciendo acciones parecidas, y que llegará el momento en que las condiciones de mercado nos permitan trabajar juntos para extender redes de infraestructura de carga en las vías nacionales, para que la movilidad eléctrica deje de ser urbana, y pueda ser de uso ilimitado.

    Cronología movilidad sostenible en el Valle de Aburrá


    La movilidad sostenible es una solución para el transporte particular, público y corporativo que aporta a la eficiencia y al cuidado del medio ambiente. A continuación, una mirada cronológica a la contribución de EPM:


    1995

    Comienza el suministro del servicio de energía eléctrica para la operación del sistema masivo de transporte Metro de Medellín.


    2002

    Entrada en operación de las estaciones de gas natural vehicular (GNV) EPM. A 2016, la empresa cuenta con 16 estaciones en el Valle de Aburrá, Oriente antioqueño y Urabá. En la región hay 56.000 vehículos convertidos a GNV.

    Adicionalmente, circulan 408 vehículos del sistema masivo de transporte, entre ellos 77 de la flota de Metroplús con GNV y 63 vehículos compactadores de Emvarias, filial del Grupo EPM, que operan con gas natural vehicular y recogen 23 toneladas de residuos sólidos cada día.


    2004

    Suministro de energía eléctrica para la operación del sistema Metrocable de Medellín.


    2009

    Comienzan los estudios de factibilidad de la alternativa de movilidad eléctrica de EPM.


    2012

    EPM inicia el piloto de movilidad eléctrica, con la compra de 10 vehículos y 12 motos eléctricas para su flota corporativa.


    2015

    Arranca el piloto de movilidad eléctrica para la carga pública con las Ecoestaciones EPM Exposiciones (Medellín) y Aeropuerto José María Córdova (municipio de Rionegro).


    2016

    Se lanza la alternativa de movilidad eléctrica de EPM para la carga pública rápida y la carpa pública lenta. También se firma el Memorando de Entendimiento para promover el uso de esta tecnología en el área metropolitana entre los integrantes del Ecosistema de la movilidad eléctrica.


    2017

    La empresa prevé inaugurar tres nuevas Ecoestaciones de carga rápida en lugares estratégicos y 30 puntos de carga pública lenta en diferentes zonas del Valle de Aburrá.


    Para destacar


    Pensando en que más y más personas puedan acceder a las bondades de la movilidad sostenible, EPM ofrece la línea de Crédito Somos para el Hogar, donde las personas que ya tengan esta alternativa de crédito o la quieran adquirir (se solicita en la Línea Somos 44 44 800), podrán financiar la compra de su moto o bicicleta eléctrica a través de la factura de EPM, a 60 meses de plazo.


    Acerca de EPM


    El Grupo EPM es un grupo empresarial, de origen colombiano, basado en Medellín, con presencia en Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, México y Panamá, con negocios en acueducto, saneamiento, gas, gestión de residuos sólidos; generación, transmisión y distribución de energía, gestión de aguas residuales y potabilización de agua de mar. Es la compañía de servicios públicos más grande de Colombia. Actualmente atiende a más de 20 millones de personas.