Menu mobile

18 de diciembre de 2014


Emvarias cumple con la primera fase del vaso Altaír II en el relleno sanitario La Pradera

Relleno sanitario La Pradera

Un importante hito para la sostenibilidad, el bienestar de la comunidad y el cuidado del medio ambiente en Antioquia se cumplió con la apertura de la primera fase del vaso Altaír II, ubicado en el relleno sanitario La Pradera, en el municipio de Donmatías, a 57 kilómetros de Medellín, cuyo inicio oficial de la operación está proyectado para la última semana de este mes.

El Gerente General de EPM y líder del Grupo EPM, Juan Esteban Calle Restrepo, indicó que “con la entrada en operación del vaso Altaír II se asegura la disposición de residuos sólidos provenientes de Medellín y otros 22 municipios del Valle de Aburrá, el Oriente Cercano, Occidente y el Norte de Antioquia por 15 años más, con lo que ello representa para el desarrollo de la región, la sostenibilidad ambiental y la calidad de vida de las 18 comunidades ubicadas en la zona de influencia del relleno sanitario La Pradera”.

Por su parte, el Gerente General de Emvarias, Javier Ignacio Hurtado Hurtado, destacó que “se logra un nuevo avance en el desarrollo del 'Plan Linda Calle Siglo XXI', que con una inversión de $ 180.000 millones, en un horizonte de siete años, busca la gestión integral de residuos sólidos en Medellín y sus cinco corregimientos, como una apuesta por el futuro ambiental de la región”.

El relleno sanitario La Pradera cuenta con 382 hectáreas, donde están ubicados los vasos La Música, La Carrilera y Altaír II en fase de apertura. Allí se deposita un promedio diario de 2.450 toneladas de residuos sólidos aproximadamente, con un promedio anual cercano a las 880.000 toneladas.

En esta primera fase se han ejecutado recursos por más de $ 15.000 millones y se augura que el proyecto tendrá una inversión total de $ 21.000 millones. Con una capacidad volumétrica de 5.543.000 metros cúbicos (m^3), se estima que en el Vaso Altaír II se podrán disponer cerca de 8,5 millones de toneladas de residuos sólidos durante su vida útil.

Con las nuevas obras se busca hacer realidad sueños históricos por cumplir de la ciudad y sus habitantes, con un relleno sanitario regional, con óptimas condiciones técnicas y ambientales, con seguridad, acorde con las exigencias de la Licencia Ambiental y el desarrollo de la región.