Menu mobile

Escuelas que nacen de los árboles de EPM y de los sueños de los niños Embera

Minimize
Agruparte. Grupo EPM
Octubre de 2017

Escuelas que nacen de los árboles de EPM y de los sueños de los niños Embera

El conocimiento y la experiencia en diseños arquitectónicos de vanguardia como los de las Unidades de Vida Articulada (UVA), que consultan e integran los sueños y el sentir de las comunidades; la madera de las plantaciones forestales alrededor de los embalses para la generación de energía, aprovechada y convertida en infraestructura comunitaria para un mejor vivir a través del programa Aldeas, y el respeto que EPM profesa por las comunidades étnicas en los territorios donde tiene presencia, hacen posible que más de 150 niños Embera de Antioquia tengan escuelas dignas para convivir, aprender y mantener viva su esperanza en un futuro más incluyente.

Se trata de un convenio firmado entre la Gobernación de Antioquia, a través de su Secretaría de Educación y su Gerencia Indígena, EPM y los municipios de Ciudad Bolívar, El Bagre, Murindó, Pueblorrico y Urrao, para construir 7 escuelas rurales indígenas, cada una de 130 m2 aproximadamente, en estas localidades.

El valor total del convenio es de COP$1.719.987.500, de los cuales EPM aporta COP$579.987.500, distribuidos así: en dinero COP$335.000.000 para el aprovechamiento forestal y en especie cerca de 945 toneladas de madera (equivalentes a COP$214.987.500) y los diseños necesarios para la construcción de las escuelas (cuyo costo puede ascender a unos COP$30.000.000).

Así se tejió la trama

Aprovechando los aprendizajes obtenidos en el diseño de las UVA, se realizaron talleres de construcción de imaginarios con los niños de las escuelas, los docentes y algunos de sus padres, en un proceso de reconocimiento del entorno, de la cultura y los sueños de estas comunidades. El conocimiento obtenido se tradujo en una propuesta arquitectónica que conserva los elementos autóctonos y las formas tradicionales de uso y apropiación de los espacios, con un concepto de modernidad que los renueva.

El resultado son escuelas en madera que serán construidas sobre pilotes, conservando el tambo como la mayor representación de su cultura. Tendrán entramado horizontal y fachadas abiertas, así como espacios separados a la usanza tradicional Embera, sin divisiones en su interior. Es una arquitectura confortable con espacios interiores para uso grupal, que propicia la integración de la comunidad en el proceso constructivo a través de la elaboración de las fachadas, que serán tejidas por ellos con las mismas tramas que utilizan para elaborar sus productos artesanales. El sistema con el que se acometerá la obra permitirá disminuir los tiempos de construcción, así como optimizar los costos y el uso de materiales. Se estima que las obras iniciarán en noviembre y concluirán finalizado el primer semestre de 2018.

En palabras de José Leonardo Domicó, consejero de Gobierno y representante legal de la Organización Indígena de Antioquia, “es gratificante que la Gobernación de Antioquia y EPM le apuesten a la construcción de las escuelas indígenas, cuyo diseño contribuye a la permanencia de la identidad y la cultura, y es un proyecto que mejora las condiciones de formación académica con criterio diferencial en estas comunidades indígenas.”

El nuevo Aldeas

Aldeas es una iniciativa innovadora mediante la cual se aprovecha la madera que cumple su período de maduración en las más de 7.800 hectáreas de plantaciones forestales alrededor de los embalses de generación de energía, para darle valor agregado y social mediante la oferta de un portafolio de soluciones constructivas para comunidades y territorios en alto grado de vulnerabilidad socioeconómica, ubicados en las zonas donde EPM hace presencia o construye y opera sus proyectos de infraestructura y mejora operacional.

Entre 2011 y 2016, la madera de los bosques de EPM se convirtió en 1950 viviendas que han mejorado la vida de alrededor de 10.000 personas en 23 municipios de Antioquia. Pero Aldeas es hoy mucho más que viviendas, es un programa de gestión ambiental y social para la construcción sostenible en madera, que incluye infraestructura y equipamiento social y comunitario (aulas ambientales, casetas comunales, colegios, parques infantiles), infraestructura turística y estacones para cercos, entre otros.