Menu mobile

6 de junio de 2014


Por temporada seca, las tarifas se incrementarán de manera temporal:

Empresas de energía del Grupo EPM en Colombia diferirán a varios meses el impacto en las tarifas para sus usuarios

Incremento temporal de tarifas

Las empresas de distribución de energía del Grupo EPM en Colombia empezarán a aplicar un aumento tarifario del 2% durante algunos meses de este año a sus clientes del mercado regulado (residenciales, comerciales e industriales de bajo consumo). Los clientes de EPM y CENS (Norte de Santander) verán este incremento en las tarifas de mayo a septiembre, los de ESSA (Santander) y EDEQ (Quindío) de mayo a octubre, y los de CHEC (Caldas) hasta el mes de julio.

El bajo nivel de lluvias que se viene presentando en el país desde el último trimestre del año 2012, el impacto en el nivel de los embalses y la alta probabilidad de un nuevo fenómeno de El Niño anunciado por el IDEAM (sequías prolongadas), son los principales factores que motivaron la aplicación de esta medida, apoyado en la voluntad del Gobierno Nacional para permitir que las empresas flexibilizaran la aplicación de las tarifas y mitigar dicho impacto en los usuarios. La afectación por los mayores precios de la energía en las empresas del Grupo EPM fue menor gracias a su oportuna gestión en el mercado para atender, mediante contratos de compra de energía a largo plazo, la mayor parte de su demanda para el período 2014-2015.

Garantizar el suministro


Según el modelo colombiano, este aumento temporal en las tarifas corresponde al valor que se traslada al cliente final en el momento en que una empresa distribuidora debe recurrir a la bolsa de energía (compras diarias) para cubrir la porción de la demanda que no tiene contratada en el largo plazo. EPM debió hacerlo en esta ocasión para cubrir una pequeña parte de dicha demanda, lo que implicó que el valor de la compra de energía se hiciera a un mayor costo.

Las pocas lluvias han demandado un uso más intensivo de los embalses, con lo cual en abril de este año las reservas energéticas estuvieron en niveles inferiores a las registradas en ocasiones anteriores de sequía. Esta situación obligó a los agentes hidráulicos a reducir su generación antes de iniciarse este fenómeno climatológico, como medida preventiva para garantizar el suministro durante los próximos meses.

En una factura promedio, por estrato, los clientes de EPM verán reflejados así los incrementos del 2% en el próximo mes:

 


El fenómeno de El Niño


En su más reciente boletín informativo sobre el monitoreo del fenómeno de El Niño, el IDEAM anunció que la probabilidad de que se desarrolle el evento a comienzos del segundo semestre del presente año es de alrededor del 70%, y agrega que esta probabilidad aumenta a un 80% para el último trimestre de 2014.

Sobre este fenómeno no se puede precisar cuál será su intensidad y duración. Igualmente, la afectación del régimen de lluvias es incierta porque no ha presentado un patrón común en los últimos 10 eventos registrados. Sin embargo, es seguro el déficit de lluvias, especialmente en las regiones Andina y Caribe, y en el norte de la región Pacífica.

Tanto en el sector de energía como en el de abastecimiento de agua potable, el llamado es a que los usuarios adelanten acciones para hacer un uso adecuado de los recursos y, de este modo, evitar posibles racionamientos. En el área de cobertura del sistema de acueducto de EPM, lo mismo que en el de energía, se espera mantener la disponibilidad del servicio sin afectaciones.