Menu mobile

Medellín, 22 de enero de 2014

Con inversión de $178.177 millones, Emvarias fortalecerá su estrategia para la gestión de residuos sólidos

Emvarias fortalecerá su estrategia para la gestión de residuos sólidos
  • Estos recursos se invertirán en el desarrollo de la empresa hasta 2022, según la estrategia definida.

  • Se implementará un nuevo modelo de contratación, similar al del Metro, para potenciar el talento y la formación de los conductores.

  • Incluye la renovación de la flota de vehículos recolectores a través de la modalidad de arrendamiento operativo.

  • El modelo posibilitará ahorros hasta de $7.000 millones en un horizonte de 7 años

  • Emvarias fortalecerá su modelo de gestión de residuos sólidos, basado en tres pilares: la sostenibilidad, un modelo de gestión que responda a las necesidades de una ciudad en continuo crecimiento y el desarrollo de capacidades y gestión del conocimiento de sus empleados y contratistas.

    El Gerente General de EPM y líder del Grupo EPM, Juan Esteban Calle Restrepo precisó que “esta actualización del modelo de gestión de residuos sólidos del Valle de Aburrá, que incluye inversiones por $178.177 millones hasta 2022, le apunta al cuidado del medio ambiente, la construcción de territorios sostenibles, la prestación del servicio de manera  eficiente y la satisfacción de los usuarios, a través del compromiso de empleados y contratistas”.

    Este modelo incluye el mejoramiento en las condiciones laborales y de capacitación de un grupo de empleados y contratistas de la empresa involucrados en la operación, destacó Calle Restrepo, quien al lado del Gerente General de Emvarias, Javier Ignacio Hurtado Hurtado, presentó este miércoles la Estrategia de sostenibilidad modelo de gestión de residuos sólidos de Emvarias y las decisiones adoptadas en la última sesión de la Junta Directiva.

    Dentro de las acciones a desarrollar en la nueva estrategia, se encuentran la renovación del 43% del parque automotor, la disminución en los costos de mantenimiento de la flota, la estructuración de un nuevo modelo de contratación de personal operativo y la innovación en la recolección de residuos sólidos a través de alternativas como ductos y cajas subterráneas.

    Igualmente, Emvarias implementará un manejo adecuado de los vertimientos de los lixiviados en el relleno sanitario La Pradera, impulsará la cualificación del desempeño de las empresas  contratistas y potenciará los planes de inversión, así como la incursión en nuevos negocios y mercados para diversificar el portafolio y  mejorar las capacidades de los empleados y su seguridad. Además, fomentará la educación a la comunidad en la separación de residuos y otros temas ambientales.

    “La exploración en la generación de energía por valorización de residuos y la producción de compost a partir de residuos orgánicos, también forman parte de lo que aspiramos lograr”, indicó Calle Restrepo.

    Renovación de la flota

    Uno de los elementos más importantes del modelo de gestión de residuos sólidos tiene que ver con la renovación tecnológica de la flota de vehículos compactadores de Emvarias.

    Un análisis financiero y operativo realizado por la actual administración de la empresa y un equipo técnico de EPM, llevó a la Junta Directiva de Emvarias a aprobar ayer la alternativa del arrendamiento operativo de vehículos sobre la opción de compra.

    La Junta tomó esta decisión debido a que la operación de compra de 50 vehículos por el sistema de arrendamiento operativo le permitirá al equipo directivo de Emvarias darle una solución de fondo a la problemática de disponibilidad de la flota para concentrarse en el mejoramiento del servicio de aseo, en los proyectos estratégicos, en el desarrollo del equipo humano de la empresa, en el fortalecimiento de proveedores y en la búsqueda de oportunidades de crecimiento.

    Adicionalmente el esquema le permite a la empresa obtener ahorros del orden de $7.000 millones en VPN (Valor Presente Neto) en un horizonte de 7 años. La Junta también aprobó que el mantenimiento de la caja de los vehículos compactadores continúe bajo la responsabilidad de Emvarias. El propósito es contribuir en la cualificación de las empresas que desarrollan esta actividad actualmente y lograr su desarrollo y fortalecimiento para que acompañen los planes de crecimiento futuro nacional e internacional de Emvarias.

    “El modelo de arrendamiento operativo es una forma más ágil de reposición del parque automotor cada 7 años, lo que nos permitirá contar siempre con la mejor tecnología”, precisó Hurtado Hurtado.

    Desde el punto de vista técnico y ambiental, se concluyó que los vehículos fabricados para operar con gas natural vehicular (GNV) son los más recomendados para renovar la flota de recolección de residuos sólidos de la filial del Grupo EPM. Así mismo, es importante destacar que se logró la homologación y liberación por parte de los fabricantes de vehículos recolectores a gas para Colombia.

    Desarrollo de capacidades

    Los ahorros operativos que traerá el nuevo modelo permitirán mejores condiciones laborales y salariales a 203 conductores, que actualmente prestan el  servicio de transporte en Emvarias a través de contratistas.

    Los conductores serían contratados a través de la Fundación Pascual Bravo, en un esquema similar al que emplea el Metro de Medellín. Para potenciar su desarrollo, crecimiento personal y profesional, los conductores recibirán capacitación permanente del Pascual Bravo para tener un grupo cualificado en su rol, que contribuya al mejoramiento de su calidad de vida y la de sus familias.

    Comprometidos con la ciudad

    Emvarias, filial del Grupo EPM, cumple 50 años de operaciones en 2014. Hoy presta servicio de recolección municipal de residuos, principalmente sólidos y actividades complementarias de transporte, de barrido y limpieza de vías y áreas públicas, tratamiento, aprovechamiento y disposición final de residuos, corte de césped y poda de árboles ubicados en las vías y áreas públicas.

    Emvarias, empresa líder en la prestación del servicio público domiciliario de aseo en el Valle de Aburrá, recoge diariamente entre 1.400 y 1.500 toneladas de residuos a través de 190 rutas, distribuidas así: 86 en la mañana, 76 en la tarde y 28 en la noche. Adicionalmente, cuenta con 8 rutas de barrido mecánico durante el día y la noche, 9 rutas diarias de volquetas que recogen escombros y 6 carros tanques que hacen lavado de las calles de la ciudad (2 en la mañana, 2 en la tarde y 2 en la noche).

    Gracias a esta gestión, Medellín es considerada una de las ciudades más limpias del país, con una eficiente recolección y gestión de residuos sólidos. En el último estudio de “Medellín cómo vamos” la calificación de los usuarios frente al servicio de aseo fue 4,4 sobre 5,0, lo que lleva a Emvarias a seguir trabajando para ser cada vez más eficiente en sus operaciones.