Menu mobile

Julio 27 de 2017

La construcción de la línea de transmisión Bello-Guayabal-Ancón avanza significativamente

línea de transmisión Bello-Guayabal-Ancón

EPM, con el objetivo de fortalecer el servicio de energía en el país y brindar confiabilidad en su prestación dentro del Valle de Aburrá, avanza significativamente en la construcción de la línea de transmisión de energía a 230 kV Bello-Guayabal-Ancón.


La línea de transmisión está diseñada para cubrir 40 kilómetros, recorriendo la ciudad de norte a sur, pasando por los municipios del área metropolitana del Valle de Aburrá: Bello, Copacabana, Medellín, Envigado, Sabaneta y La Estrella.


Este proyecto tiene como objetivo principal conectar por aire la Subestación de Bello con la Subestación Ancón Sur en La Estrella, así como la creación de una línea subterránea desde la avenida Las Palmas hasta la Subestación Guayabal en Medellín.


Respecto al avance, construcción y ejecución del proyecto, el Gerente general de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, manifestó que “este proyecto, con el que nuestra organización contribuye a la competitividad y al desarrollo de Colombia, tiene una inversión de cerca de $200 mil millones y ha logrado avances significativos. En el tramo subterráneo llegamos al 98% de las obras civiles, en las subestaciones estamos en el 98% y en el tramo aéreo vamos en el 47%”.


Nuevas tecnologías, menor impacto ambiental y social


  • Montaje de torres compactas que utilizan un espacio más reducido.
  • Cable subterráneo a 230 kV por medio de cajas de empalme canalizadas.
  • Nueva subestación en tecnología encapsulada en Guayabal, hasta cuatro veces más pequeña que las convencionales.
  • Bahías de conexión en las subestaciones existentes Bello y Ancón Sur.

Beneficios visibles


La construcción de las líneas aérea y subterránea, así como la adecuación de las subestaciones Bello, Guayabal y Ancón, han generado 508 empleos temporales en las zonas en donde se desarrolla el proyecto, lo que beneficia a las familias y estimula la economía del sector.


Dentro del Plan de Manejo Ambiental del proyecto, EPM plantará 20 hectáreas de bosque en predios aprobados por las autoridades ambientales, como compensación por los trabajos realizados.


Además, se dictarán talleres comunitarios sobre recursos naturales, servicios públicos y manejo de residuos en los municipios de Copacabana, Bello, Medellín, Envigado, Sabaneta y La Estrella, como parte del programa de Educación Ambiental.


El proyecto Bello-Guayabal-Ancón fue adjudicado a EPM por la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), del Ministerio de Minas y Energía, en 2014. Después de realizarse los estudios ambientales y sociales pertinentes, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) otorgó la licencia en agosto de 2016 y, desde ese momento, se inició la construcción.


El proyecto entrará en operación en agosto y brindará una mayor confiabilidad energética a millones de colombianos, beneficio que se traduce en un mayor desarrollo y calidad de vida de los usuarios.