Síguenos en   facebook   twitter   youtube   google+   pinterest   instagram   flickr     
Fundación y Corantioquia unidos por el desarrollo

El desarrollo participativo de las comunidades, una apuesta de Corantioquia, la Fundación EPM y la Unión Temporal Somos Afro



Por segunda vez Corantioquia, la Fundación EPM y una unión temporal afrodescendiente, en esta oportunidad Somos Afro, se unen para aportar a la gestión ambiental y del recurso hídrico en territorios de consejos comunitarios y comunidades afrodescendientes.

Comunidades de municipios como Nechí, Caucasia y El Bagre participarán en este proceso que contempla la instalación de cuatro soluciones de potabilización de agua y 117 sistemas sépticos, además de un componente educativo y de apropiación tecnológica, con lo que se busca el mejoramiento en las condiciones de vida de estas comunidades.

Teniendo como marco de referencia la construcción de una cultura ambiental basada en la responsabilidad y la ética, y reconociendo la importancia de la formación participativa para fomentar la preservación del patrimonio ambiental, Corantioquia, la Fundación EPM y la Unión Temporal Somos Afro, se unen para aportar a la gestión ambiental y del recurso hídrico en territorios de consejos comunitarios y comunidades afrodescendientes, entendiendo que el etnodesarrollo requiere del trabajo comprometido y articulado de entidades de diversa índole.

Es la segunda vez que se propicia una alianza estratégica entre esta Corporación Ambiental, la Fundación EPM y una unión temporal afrodescendiente –en esta oportunidad Somos Afro-. Durante 2016, se logró la instalación de cuatro soluciones de potabilización y 136 sistemas sépticos en seis consejos comunitarios.

Los promotores ambientales: formación y participación comunitaria:

Once promotores ambientales hacen parte de este convenio interinstitucional que inició en el mes de mayo.

Sandrid Yulieth Zabaleta, promotora ambiental, resalta el compromiso y la disposición de las comunidades para participar activamente en las diferentes fases, tanto técnicas como educativas, de este convenio:

"Durante el trabajo de campo es muy gratificante ver el compromiso de las personas. Vamos y hacemos el diagnóstico y si vemos que falta algo, como por ejemplo las unidades sanitarias, establecemos el compromiso de tenerlo listo en 10 días."

Participación, identidad, educación y fortalecimiento de la cultura ambiental de los territorios, son premisas fundamentales para los promotores ambientales que son habitantes de estas mismas comunidades y que conocen su cultura y sus dinámicas sociales. Ellos acompañan los módulos en educación y saneamiento básico, denominados ‘apropiación tecnológica’, que tienen fases de socialización y capacitación.

Nuevamente Sandrid resalta el interés y la participación de las comunidades afro en este proceso:

"De esta experiencia resalto mucho el apoyo y acompañamiento de los líderes de los consejos comunitarios. Las comunidades se sienten felices y muy interesadas con todo este proceso, tanto que cuando llegamos a una casa, aparecen tres o cuatro personas preguntándonos qué deben hacer para participar y apoyar las instalaciones".

En este segundo esfuerzo tripartito, se contempla la instalación de cuatro soluciones de potabilización de agua y 117 sistemas sépticos, acciones que se complementan con un proceso de educación y apropiación tecnológica, impulsado por los promotores ambientales que tienen un rol fundamental en el trabajo de campo.