Preguntas frecuentes

¿Qué es agua potable?

Llamamos agua potable al agua que podemos consumir o beber sin que exista peligro para nuestra salud. El agua potable no debe contener sustancias o microorganismos que puedan provocar enfermedades o perjudicar nuestra salud.

Por eso, antes de que el agua llegue a las casas, es necesario que sea tratada en una planta potabilizadora. En estos lugares se limpia el agua y se trata hasta que está en condiciones adecuadas para el consumo humano.

Desde las plantas potabilizadoras, el agua es enviada hacia las casas a través de una red de tuberías llamadas red de abastecimiento o red de distribución de agua.

¿Qué es el cargo fijo?

Es el valor unitario por suscriptor o usuario, que refleja los costos económicos involucrados en garantizar la disponibilidad permanente del servicio, independientemente del nivel de uso.

¿Qué situaciones pueden alterar las mediciones del consumo?

Hay varias situaciones que pueden alterar el consumo, principalmente las fugas, el mal estado o fallas en el funcionamiento de los medidores o contadores y las anomalías e irregularidades que se pueden presentar en las conexiones, acometidas o equipos de medida.

Si el reclamo que se desea presentar se debe a un alto consumo, se recomienda primero verificar si se ha presentado alguna de las siguientes situaciones que pueden originar incremento en el consumo:

- Incremento en el número de personas que habitan en la vivienda.

- Adquisición de nuevos electrodomésticos, o mayor uso de los mismos.

- Trabajos o reformas en el inmueble que hayan implicado el aumento en el consumo de los servicios.

- Mal estado de las instalaciones en el predio, como puede ser las instalaciones sanitarias, grifos, etc.

Para recomendaciones sobre el uso seguro y eficiente de los servicios públicos consulta:

Preguntas y respuestas sobre interrupciones del servicio

Mecanismos para realizar trámites. 

En cumplimiento a lo estipulado en la Ley 142 de 1994 - Ley de Servicios Públicos Domiciliarios, Aguas de Malambo cuenta con el personal calificado para tramitar y responder todas las peticiones, reclamos, quejas y recursos que presenten los clientes de los servicios de acueducto y alcantarillado.

Por lo tanto, tienes los siguientes mecanismos de defensa: 

Reclamo: 

Solicitud del suscriptor o cliente con el objeto de que la Empresa revise, mediante una actuación preliminar su facturación y tome una decisión final o definitiva del asunto. 

Queja: 

Manifestación de inconformidad del cliente respecto a la actuación de determinados empleados de la Empresa o con la forma y condiciones en que esta presta el servicio. 

Petición: 

Solicitud respetuosa de un cliente dirigida a la Empresa, relacionada con la prestación del servicio de acueducto o alcantarillado con el fin de obtener de ella una respuesta. 

Recurso: 

Acto del cliente que obliga a la Empresa a revisar ciertas decisiones que afectan la prestación del servicio o la ejecución del contrato.

Recurso de reposición: Lo presenta un cliente ante la Empresa para que aclare, modifique o  revoque una decisión que afecta la ejecución del contrato, la prestación del servicio o desconozca la Ley. 

Recurso de apelación: Se presenta como subsidiario, en un mismo escrito con el recurso de reposición, ante el Gerente general de la Empresa. Una vez se surte el de reposición negativamente, se traslada a la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios para que falle el de Apelación. El recurso procede sólo en los casos en los que expresamente lo consagre la Ley. 

Recurso de queja: Recurso facultativo del cliente en donde solicita  a la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios revisar la negativa de la Empresa en conceder el recurso subsidiario de apelación. De este se podrá hacer uso dentro de los cinco días hábiles siguientes a la notificación de la decisión que no conceda o rechace el recurso de apelación y presentado ante la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios.

¿Por qué se cobra la reconexión del servicio?

Se cobra por los costos incurridos en la reconexión y reinstalación del servicio, de acuerdo con el artículo 96 de la Ley 142 de 1994, ocasionado por la suspensión o corte del servicio, debido al incumplimiento en el pago de los servicios públicos.

Tips de uso eficiente

El agua es un recurso natural indispensable para la vida y el desarrollo de las actividades diarias del hombre, los animales y las plantas.

El agua representa el 70% del peso de un adulto y el 80% del peso de un niño. Una pérdida del 10% puede producir graves alteraciones, e inclusive la muerte si el porcentaje alcanzara el 20%

¿Somos conscientes de la importancia del agua en el mundo? El agua es tan importante en el mundo que merece y necesita protección, ya que es un bien necesario para que todos podamos vivir y desarrollar nuestras actividades.

Es importante que cuentes en tu casa con un medidor que te permita controlar el uso del agua y cancelar lo que realmente consumes.

Además, te invitamos a que sigas estas recomendaciones para que tú también hagas un uso eficiente y racional del agua. 

  • Paga a tiempo la factura.
  • Permite las lecturas de los medidores por parte del personal encargado por la entidad.
  • Dúchate en vez de bañarte. Una ducha supone un ahorro medio de 400 litros por día y hogar.
  • No dejes el grifo abierto al lavarte los dientes o afeitarte. Con esta práctica tan habitual se derrochan hasta 30 litros por persona cada día.
  • No mantengas el grifo abierto al lavar los platos. Es mejor llenar un balde y lavar en ella los platos.
  • Reutiliza el agua. Intenta volver a utilizar el agua que no esté sucia para otras acciones, como por ejemplo, el agua del baño de tus hijos te puede servir para fregar el suelo.
  • Racionaliza el riego. Lo puedes realizar aprovechando el agua de lluvia o bien estableciendo sistemas de riego por goteo.
  • Ten cuidado con las fugas en el baño y la cocina. Hay que revisar cada cierto tiempo la grifería y los elementos urinarios porque con el uso pueden aparecer pequeñas fugas que generan importantes pérdidas de agua y dinero al cabo del tiempo.
  • Cambia tus electrodomésticos tradicionales por los que tengan la etiqueta A+, A++ o A+++. Sobre todo, la lavadora y el lavavajillas. Este tipo de electrodoméstico ahorran un 50% de consumo de agua gracias a sus sistemas económicos y sus programas de media carga.
  • Instala grifería termostática o electrónica en la cocina y el baño. Estos sistemas hace que el uso del agua se racionalice al poderse regular el consumo.
  • Coloca aireadores o reductores del caudal en los grifos. Esto hará que gasten menos cuando los tengamos que utilizar.