En Nueva Esperanza disfrutamos juntos de la cosecha

Con una feria gastronómica y un almuerzo comunitario, el pasado miércoles 19 de septiembre cerramos con EPM y las comunidades del área de influencia del proyecto de Nueva Esperanza, el proceso de incentivo y fomento agrícola, que hace parte del Plan de Manejo Ambiental. La papa criolla, la acelga, la lechuga, la uchuva entre otros alimentos empleados para el almuerzo, se cosecharon en 5 parcelas demostrativas dentro de la franja de la línea 230 Kv y en otras 5 parcelas testigo instaladas por fuera de dicha franja. En el proceso de siembra y cultivo participaron agricultores del área de influencia del Proyecto junto con sus familias, ubicados en los municipios de Junín, Guasca, Sibaté, Soacha y Chipaque, en el departamento de Cundinamarca.

El objetivo del desarrollo de este proceso consistió en comprobar en conjunto con la comunidad que los campos electromagnéticos de las líneas de transmisión del proyecto Nueva Esperanza no afectan la producción agrícola de los territorios. Según Jubert Palacio Casas, Director de Proyectos de la Fundación EPM, “este tipo de actividades permiten generar mayor cercanía con las comunidades del área de influencia y mejoran la confianza hacia el Proyecto porque se logra desmitificar algunas ideas sobre el impacto de las líneas de transmisión. Además aportamos a la seguridad alimentaria de algunas de las familias de los 5 municipios que participaron en el proceso”.

De esta manera la Fundación EPM consolida su participación en algunos de los componentes de gestión social y ambiental de varios de los proyectos de EPM.

42354052_327877641297721_4360304576184713216_n

>