Una experiencia enriquecedora


Nuestro equipo de trabajo del programa Agua para la Educación, Educación para el Agua, también hace parte de los protagonistas que nos ayudan a construir día a día hermosas historias. Lina María Cano Olaya nos acompaña desde el año 2017 como Profesional Social y esto nos contó de sus vivencias. 

“Mi experiencia ha sido totalmente enriquecedora, cada visita a un municipio, vereda e institución educativa es una historia diferente. Gracias a este Programa he conocido entornos y personas maravillosas, pero lo más importante es el aprendizaje que cada una de ellas me deja.

Es satisfactorio trabajar en un programa que permite mejorar la calidad de vida de niños, jóvenes y adultos de nuestra ruralidad. Las comunidades tienen una excelente aceptación del programa y lo reconocen como parte fundamental en el mejoramiento de la calidad de vida de sus hijos. Ellos cuidan, utilizan y operan las soluciones de potabilización de una manera óptima y responsable.

Una de las experiencias más bonitas que tuve en el 2017, fue en Vigía del Fuerte, un municipio de Antioquia, lugar mágico al que se llega después de hacer escala en Quibdó y embarcarse durante seis horas en panga por el río Atrato. Continuar con un trayecto que demora varias horas, en canoas artesanales que recorren los ríos en medio de la selva chocoana, para llegar a las veredas donde implementamos el Programa y encontrar el cariño, apoyo e interés de las comunidades en ser parte activa del proceso es muy gratificante”.

experiencia_enriquecedora

>