Actualidad>La Nación del Agua


La Nación del Agua


El ejército se formó imponente a lado y lado del espacio para hacer el camino de honor por donde pasaría el Presidente, la primera Dama y todos sus congresistas. Pasados unos minutos y luego de la ovación de la gente, salió el Presidente vestido de blanco acompañado por su hermosa esposa y seguido de toda la cúpula, había llegado el momento del primer discurso presidencial. 

“Como su presidente voy a velar y a trabajar arduamente, para que en esta, la Nación del Agua, todos sus habitantes cuiden el valioso recurso con el que fuimos bendecidos. Nosotros no desperdiciaremos una gota, al usarla haremos todo lo posible para devolverla en buen estado a la naturaleza, ¡aquí todos nos comprometeremos a no malgastarla y seremos ejemplo para las demás naciones del mundo!”, al unísono los aplausos no se hicieron esperar. 

Luego de este emotivo discurso, el ejército encabezó el recorrido con bombos y platillos hasta el lugar del nacimiento del río más puro y cristalino del sector. Allí habían instalado un gran bebedero acompañado de una solución de potabilización; para celebrar, el Presidente se acercó lentamente, tomó en sus manos un hermoso vaso de cristal, giró la perilla y brindó con agua potable por su mandato, todos se acercaron, alzaron su vaso y gritaron ¡el agua es vida!

Por un momento, el Centro Educativo Rural El Espinal sede Riochico, en el municipio de San Pedro de los Milagros, se convirtió en la Nación del Agua. La mayoría de sus estudiantes animados por el profesor Fabio, dramatizaron de forma divertida y espontánea la manera en que van a cuidar el agua, y aún más importante, el agua potable que gracias al programa Agua para la Educación, Educación para el Agua de la Fundación EPM y en convenio con CuencaVerde tendrían en su escuela a partir de ese momento.

nacion_del_agua2

>