Misión… ¡guardianes del agua!

Diez minutos de caminata separan a los estudiantes de su escuela, la Institución Educativa Rural El Salto, ubicada en la vereda Cañaveral de Gómez Plata. A ella se llega bajando por una pradera en la que cada mañana el paisaje recibe imponente a los niños para que vivan una jornada más de aprendizajes y aventura ¡Y ese día no pudo ser más feliz, pues los esperaba el reto de convertirse en guardianes del agua!

¿Pero… qué es ser un guardián del agua? La respuesta, que parece sencilla, va mucho más allá: se trata de estar totalmente comprometido con el medio ambiente y asumir la gran responsabilidad de cuidar la naturaleza para que en ella se conserve el agua, que es fuente de vida. Así lo entienden los estudiantes de zonas rurales en el proceso educativo que les brinda el programa Agua para la Educación, Educación para el Agua, y en el que durante cuatro encuentros aprenden lo necesario para emprender este importante reto.

En El Salto se formaron 26 guardianes del agua. Ellos, en su último taller lúdico, aprendieron acerca de los ecosistemas y cómo en la naturaleza todos los seres vivos interactúan y dependen unos de otros. Personificando a los tigrillos, especie en peligro de extinción, reflexionaron sobre la necesidad de proteger su hábitat y el ambiente en general.

Alegres, participativos, colaboradores… así son los guardianes del agua que encontramos en diversos lugares del territorio nacional al que llegamos con nuestro programa Agua para la Educación, Educación para el Agua. La satisfacción de contar con agua potable para refrescarse y mejorar la calidad de vida no podría expresarse con otra imagen diferente a la de nuestros niños sonriendo felices, dispuestos a cuidar los recursos naturales y ansiosos de enseñarle a sus familiares y amigos que el agua es el tesoro más valioso que pueden tener. 

IMG-20180726-WA0006

>